sábado, 8 de enero de 2011

La doctora Ochoa o Lady Foster ha vuelto

Resulta que hace algunos años, apareció en las pantallas de TV el rostro de una mujer rubia a la que todos llamaban doctora. Y ya saben que en España existe la tendencia a equiparar el título de doctor con la profesión de médico, es decir que los doctores son sólo médicos, olvidando la existencia de doctores en historia o matemáticas, por ejemplo. El caso es que todos, yo al menos debido a la influencia de esa creencia, llegamos a creer que la citada señora era una médico. Nos hablaba de sexualidad, palabra que parecía que ella acababa de traer a nuestro vocabulario desde el extranjero. Nos decía más finamente, que los órganos genitales femenino y masculino, los teníamos no sólo para la reproducción sino que también nos podían servir para divertirnos. Nos hablaba de sexualidad en una palabra, algo que ella intuía con gran sagacidad que nosotros ignorábamos. No recuerdo lo que duró aquello; había consultorio sexológico a la doctora que, ya digo, se comportaba como una médico, dadas las recomendaciones que hacía y el tono paternalista (maternalista en su caso) que empleaba. Después nos enteramos , yo al menos, que era doctora en psicología, profesión tan digna como la de médico por supuesto.
El caso es que, al cabo del tiempo la señora aludida, cuando consideró que los españoles íbamos en el futuro a saber utilizar nuestros genitales, además de para reproducirnos y orinar, para pasarlo bien, pues ella desapareció de las pantallas y nunca más se supo.
Años más tarde, aparece su nombre de nuevo en los medios: se iba a casar nada menos que con mundialmente renombrado arquitecto inglés Norman Foster. Tras el enlace, ella pasaría a ser lady Foster.
Su vida ya parecía más dedicada a ser la de una figura en la sombra de un gran árbol, todo hay que decirlo, y sus apariciones en los medios siempre estaban ligadas a la figura del relumbrón "fosteriano" hasta que, la doctora Ochoa-lady Foster, decidió hacerse experta en arte, tal vez por influencia casera, tanta arquitectura y tanto estilo, sin duda debieron ejercer en ella una gran influencia. Y fundó una galería-librería además de una revista, empezó a citar a grandes autores del arte internacional con los que ella tenía contactos permanentes, nos informó a los españoles de la escasa repercusión que tienen en el exterior nuestros creadores artistas y, eso sí, nos dio a conocer algunos nombres de nuestros artistas para deleite e ilustración: Luis Gordillo, Eduardo Arroyo, Cristina Iglesias y algún otro para que supiéramos. También citó museos como el MACBA, en Barcelona o el CGAC de Santia, por si no sabíamos que existían para que los visitásemos. Y sobre todo de lo imprescindible que para ella y su nueva profesión, resulta el hacer continuos viajes a Nueva York, Pekín ( ella dice ya Beijing), Zurich, etc
En fin que hace años nos enseñó a follar y ahora nos trata de enseñar a arte porque ve que tanto antes como ahora, los españoles la necesitamos. gracias doctora-artista Ochoa y dele también las gracias a su marido-mecenas, Mr. Foster.

9 comentarios:

  1. Bienvenidos todos aquellos dispuestos a enseñar algo constructivo!!

    ResponderEliminar
  2. A partir de ahora te seguiré. Me encanta tu manera de contar las cosas. Aquí tienes una lectora más.

    Un saludo y felicidades por el blog!

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado tu blog y la forma que tienes de contar las cosas. Te seguiré.
    He llegado hasta aquí gracias a Rodolfo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Un abrazo grande y agradezco a Rodolfo la recomendacion de este blog,,,,

    ResponderEliminar
  5. Pues es cierto que no dice ud. ni una palabra de más. Yo misma creia que la Dra. era médico realmente, aunque enseñarnos que el sexo sirve para más cosas aparte de la reproducción está bien, lo que no tengo tan claro es lo del arte. Creo que otros campos, me serían más prácticos.

    Un besin,
    I.

    ResponderEliminar
  6. Que mujer! O me da por pensar que tiene una vida fascinante o que tiene una necesidad de reinventarse para evadir lo aburrido de su vida...Mientras lo pienso, te felicito por lo bien que lo has descirto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias a todos por vuestra atención. Os seguiré en vuestros comentarios desde donde quiera que esteis.
    Marcel Prof

    ResponderEliminar
  8. Vaya artículista que nos has salido quizás se fijen los de "El Mundo" y te contraten para alternar con Raúl del Pozo("El ruido de la calle") que siempre ahonda en los personajes de los que escribe con bastante mala "follá", pero acierta y sabe escribir.En tu caso y con la Sra. Ochoa, colega mía de profesión, yo soy sexóloga por cierto, también aciertas en su descripción y la tarea que ha llevado a cabo en su "fascinante" vida,en enseñandonos tanto a los pobres "reprimidos e incultos" compatriotas suyos. Además viste mucho tener sexóloga nacional con título de Lady, ya que no de Dra.Soy Reyes, tu "amiga" y te seguiré como siempre

    ResponderEliminar